El síndrome linfoproliferativo ligado al cromosoma X, o síndrome de Duncan, es una afección mortal poco frecuente que afecta exclusivamente a varones. Hasta la fecha, sólo se le ha diagnosticado a unas100 familias, con 400 casos en todo el mundo. No obstante, es probable que existan más personas afectadas en las que todavía no se haya hecho un diagnóstico adecuado.

Puede presentar numerosos síntomas, incluidos los siguientes: mononucleosis infecciosa grave, cáncer de las células sanguíneas (linfoma) e incapacidad de combatir las infecciones y, en ocasiones, anemia grave. El 70% de los enfermos de XLP fallece a la edad de 10 años si no recibe tratamiento. El origen de la afección no se descubrió hasta 1998, por lo que aún queda mucho por aprender.

La mejor "prevención" es la ingesta regular de medicamentos antivíricos, terapia con anticuerpos (inmunoglobulina), o los esteroides, pero no constituyen el tratamiento definitivo, el cual, a día de hoy, se obtiene únicamente mediante un transplante de médula ósea que remplace efectivamente al sistema inmunológico defectuoso.

No obstante, los avances en genética hacen posible que, en pocos años, se disponga de un posible remedio.


Fundado en 2005, el XLP Research Trust tiene como fin:

  • Fomentar y financiar la investigación de las causas, tratamiento, síntomas y remedio del XLP.
  • Facilitar un punto de contacto y apoyo a las familias afectadas por el XLP.
  • Concienciar sobre el XLP a los profesionales de la medicina y a la sociedad en general.